Evaluación

La evaluación de cualquier trastorno del lenguaje, se realizará en dos pasos.

  • 1º Paso. 

El primer momento del proceso evaluativo tendrá como objetivos:

-Considerar el carácter primario o secundario de la alteración.

-Determinar la naturaleza exacta de las características que presenta el niño.

-Determinar si se trata de retraso y/o trastorno; si la alteración es de carácter primario o secundario. Es decir emitir un juicio.

Para ello será preciso obtener información respecto a los siguientes aspectos: el contexto familiar, el niño y el contexto escolar.

a) Contexto familiar:

-Existencia o no de antecedentes logopáticos en la familia.

-Características del lenguaje utilizado por los padres.

-Condiciones de Bilingüismo

-Condiciones Socioculturales.

-En cada uno de los progenitores: nivel cultural; profesión; aspiraciones. hábitat; aficiones.

-Situaciones de Crianza: figuras de crianza; cuidadores; cambios en la familia; disponibilidad.

b) El niño:

-Formas de utilizar el lenguaje en diferentes contextos y situaciones. Respuestas del entorno al estilo comunicativo y lingüístico del niño.

-Desarrollo capacidades cognitivas, motrices, sociales y afectivas.

c) Contexto escolar:

-Participación en las rutinas diarias de la vida escolar, a partir del entendimiento del discurso pedagógico.

-Interacción con compañeros y adultos para el logro de determinadas funciones como las de pedir, informar, explicar, preguntar, etc.

-Adquisición de una competencia lingüística para entender el discurso escolar; cómo responden a los distintos estilos de discurso y demandas en el aula.

-Adquisición de conocimientos lingüísticos y no lingüísticos: dominio de aspectos semánticos y morfosintácticos.

-Aprendizaje de la lectoescritura.

-Desarrollo cognitivo y aprendizaje de estrategias que ayudan a la resolución de problemas.

 

Esta información la podremos obtener utilizando diferentes estrategias e instrumentos:

-Información suministrada por Informes Psicopedagógicos, Informes del maestro/a, Informes Médicos.

-Entrevista con los padres.

– Observación directa de la conducta del niño en diversas situaciones y contextos.

 

  • 2ºPaso.

Una vez identificada la naturaleza de la alteración, realizaremos una valoración más exhaustiva del niño respecto a aquellos aspectos que consideramos puedan precisar una respuesta educativa más específica y diferenciada.

  1. Bases anatómicas y funcionales

a) ¿Qué evaluar?

Habrá que averiguar si las estructuras orgánicas relacionadas con el habla son competentes. Tener en cuenta el tamaño, la forma y la interrelación entre dichas estructuras (factor anatómico) así como su funcionamiento durante la articulación verbal (aspecto fisiológico).

Hay que tener en cuenta que no existe una relación directa y estrecha entre el tipo y grado de anomalía funcional y las características del habla dada la capacidad del organismo para compensar las limitaciones anatómicas o fisiológicas.

Ejemplos:

Lengua: tamaño de la lengua en relación al tamaño de la cavidad oral; configuración; frenillo lingual si permite la movilidad de la lengua; precisión y

velocidad de movimiento; temblor y rigidez ; actividades funcionales como tragar,

pasar la comida de un carrillo a otro

Labios: observar la cantidad de tejido, la asimetría. Labio leporino reparado. Tono

muscular, motilidad y praxial labiales. (habilidad motora adquirida)

Maxilares: observar la progenie

 

b) ¿Cómo evaluar?

Observación directa

Imitación de movimientos ante un modelo

Manipulación directa

Información otros profesionales: otorrinolaringólogo, ortodoncista, neurólogo.

 

  1. Mecanismos motores del habla

a) ¿Qué evaluar?

-Observación de la Lengua en reposo: forma, presencia de movimientos anormales, arrugas.

-Movimientos voluntarios de protusión, elevación, lateralización y movimientos laterales rápidos de la lengua.

-Existencia o no de asimetría en la fuerza o extensión de los movimientos linguales.

-Observación de la posición en reposo de los arcos del paladar y su movimiento al emitir la vocal “a” : posición y posibilidad de elevación asimétrica.

-Aparato fonador: posible parálisis de las cuerdas vocales. Valoración de una posible hipofonía o ronquera.

-Apraxia oral: dificultad para realizar movimientos voluntarios de lengua, labios, mandíbula, laringe y musculatura facial.

b) ¿Cómo evaluar?

Observación directa

Escala de items a realizar mediante órdenes y mediante imitación.

Información otros especialistas

  1. Discriminación auditiva y fonológica

a) ¿Qué evaluar?

Discriminación e identificación de sonidos.

Discriminación fonológica de palabras.

b) ¿Cómo evaluar?

Señalando un referente visual.

Imitando el ítem verbal.

 

  1. Respiración

a) ¿Qué evaluar?

-Tipo de respiración: torácica/abdominal/diafragmática; profunda/superficial; lenta/rápida; regular/entrecortada; nasal/bucal.

-Capacidad pulmonar.

b) ¿Cómo evaluar?

Observación directa.

Imitación.

 

  1. Fluidez verbal

a) ¿Qué evaluar?

Grado de conciencia/inconsciencia;  voluntariedad/involuntariedad de los siguientes aspectos:

-Conducta verbal: si aparece bloqueo tónico; repetición clónica; pausas y prolongaciones; economía de la expresión.

-Conducta motora: si aparece espasmo; tensión muscular; tics; alteraciones Fono-respiratorias; ausencia de gestualidad.

-Fenómenos lingüísticos: abuso de sinónimos; perífrasis. Expresión Redundante, muletillas verbales; monotonía de voz, etc.

-Fenómenos emocionales: retraimiento;  fobia a determinados vocablos; ansiedad.

b) ¿Cómo evaluar?

La valoración incluye varios procedimientos, registrando en cada uno de ellos la tasa de errores

Estos procedimientos son:

-Uso del lenguaje en el diálogo

-La exposición de temas

-Lectura en voz alta

En cada uno de los casos se registra el habla en distintas modalidades: expresión libre; habla en voz cuchicheada; habla en sombra; habla enmascarada; habla con audición retardada; habla rítmica.