Clasificación

Los trastornos del lenguaje se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Primario.

Los trastornos primarios se producen en el periodo de adquisición del lenguaje oral y no son derivados ni están asociados a pérdida auditiva, daño cerebral, déficit intelectual, trastorno motores, factores afectivos o factores socio-ambientales.

1.Trastornos fonológicos.

RETRASO DEL HABLA. Las dificultades se producen en la adquisición del sistema fonológico.

Ejemplo: pato en vez de plato.

 

2.Trastornos de la articulación.

DISLALIA FUNCIONAL. Se trata de un sonido o fonema que no se produce de forma correcta, a pesar de ser percibido y ser diferenciado normalmente de otros sonidos. Generalemente este trastorno se debe a una incoordinación psicomotora de los órganos articulatorios o a un problema de representación mental de dicha articulación.

Ejemplo: la sustitución del fonema /r/ por el fonema /g/      “Naranja”/ “Naganja”.

 

3.Retraso del lenguaje.

Este trastorno se caracteriza por presentar dificultades en la adquisición de la forma, el uso y el contenido del lenguaje oral.

 

4.Trastorno específico del lenguaje.

DISFASIA. Este trastorno se caracteriza por presentar severas dificultades en la adquisición del lenguaje oral, mostrando una limitación significativa en la competencia lingüística oral.

La mayoría de estos trastornos, excepto el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), suelen generar necesidades educativas transitorias si se realiza una intervención adecuada. Pero si se detectan tardíamente o no se trabajan las dificultades de forma apropiada, se puede ver afectada la adquisición de la lecto-escritura y, como consecuencia, todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

  • Secundario.

Son aquellos que se producen asociados o derivados de alteraciones de tipo orgánico, en los que el trastorno del lenguaje, es un aspecto más dentro de la problemática general que presenta el niño.

Suelen generar, en mayor o menor grado, necesidades educativas permanentes.

1.Disglosias. Es un trastorno de la expresión oral debido a alteraciones anatómicas y/o fisiológicas de los órganos articulatorios.

2.Disartrías. Es un trastorno de la expresión verbal causado por una alteración en el control muscular de los mecanismos del habla. Comprende las disfunciones motoras de la respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia.

3.Afasia. Se define como una privación o alteración del lenguaje, provocada por una lesión cerebral focal, en un individuo que ya había adquirido lenguaje.

  • Otros.

1.Disfemia o tartamudez. Es un trastorno en la fluidez del habla, caracterizado por repeticiones o bloqueos espasmódicos que afectan al ritmo del lenguaje y a la melodía del discurso.

2.Disfonía. Cualquier alteración que se produzca en las cuerdas vocales, en las cavidades de resonancia o en la cantidad y fuerza de la corriente de aire emitido, va a afectar a las cualidades de la voz.

3.Mutismo selectivo. Se define como una ausencia total o persistente del lenguaje hablado, en determinadas circunstancias o ante determinadas personas.

Anuncios